Este sitio web utiliza cookies técnicas o similares y cookies de terceros de forma agregada, con el fin de facilitar la navegación y garantizar el buen funcionamiento del servicio. Para más información o para denegar el consentimiento a la instalación de todas o algunas cookies, consulte nuestra Política sobre cookies. Al cerrar este aviso da su consentimiento al uso de cookies.

Cerca
Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Noticias

Fomentando la cohesión social en Irak


Una entrevista con el equipo de Malteser International para explicar el programa Retorno a Nínive

Esta semana, Tharaa A. Simaan, asistente de supervisión y evaluación del programa Retorno a Nínive en Irak, proyecto de la organización de ayuda internacional de la Orden de Malta, explica la importancia de la cohesión social, las actividades que reciben apoyo de Malteser International y el impacto en las comunidades de las Llanuras de Nínive.

Háblenos de usted y de su trabajo en Malteser International.

Vengo de Bakhdida, también conocida como Qaraqosh, en las Llanuras de Nínive, en el norte de Irak. Trabajo para el programa Retorno a Nínive de Malteser International como asistente de supervisión y evaluación. Sobre todo, me encargo del componente de cohesión social del programa. Nuestra oficina está en Erbil, pero trabajo sobre todo sobre el terreno, ya que me desplazo hasta distintas zonas de las Llanuras de Nínive para supervisar las actividades de nuestros socios. Llevo 10 meses ya trabajando para Malteser International.

¿Qué quiere decir exactamente cohesión social, y por qué es un componente del programa Retorno a Nínive?

Las Llanuras de Nínive es el hogar de una gran variedad de grupos de distintas religiones y etnias, la mayoría de los cuales fueron desplazados cuando sus regiones fueron tomadas por ISIS. Con el programa Retorno a Nínive intentamos fomentar el retorno de las familias desplazadas, reconstruyendo casas y escuelas y ofreciéndoles medios de ganarse la vida. El último pilar del programa es la cohesión social: el fomento de todo aquello que refuerza la confianza entre comunidades o en el interior de ellas. La rehabilitación de una comunidad es importante, pero si no trabajamos activamente para apoyar una convivencia pacífica, se puede convertir en una razón para que esas familias no retornen a sus hogares.

En situaciones de conflicto donde la identidad religiosa o étnica se utiliza políticamente como herramienta de división, ¿qué papel pueden desempeñar las organizaciones de inspiración religiosa como Malteser International, para contribuir a una paz duradera?
Las comunidades con las que trabajamos en las Llanuras de Nínive van desde grupos de musulmanes chiíes y sunníes de etnias árabe, chabaquí, turcomana y kurda, hasta grupos de yazidíes, cristianos y yaresan. Nuestros valores, en Malteser International, están anclados en nuestra fe y en los principios humanitarios, con compasión, humanidad e imparcialidad, que son las bases de nuestro trabajo. Lo cual implica actuar desinteresadamente con miembros de distintas comunidades, independientemente de su religión y origen étnico. Nuestro mensaje para ellos es que ser distintos no quiere decir ser enemigos. La unidad en la diversidad puede servir para eliminar los prejuicios difundidos por los discursos del odio.

¿En qué actividades concretas participa Malteser International para promover la cohesión social en las Llanuras de Nínive?

Malteser International trabaja con tres socios, a quienes apoya, para conseguir cohesión social: Women Rehabilitation Organization (WRO), Peace and Freedom Organization (PFO) y Un Ponte Per (UPP). Apoyamos medidas como la construcción de centros para jóvenes e instalaciones deportivas, actividades culturales, deportivas y de ocio, así como eventos comunitarios de radio y música, entre otros. Nuestros socios también realizan talleres sobre consolidación de la paz, habilidades de comunicación y técnicas de resolución de problemas. Trabajan igualmente con las asociaciones de padres y docentes de los colegios locales, y completan las actividades de cohesión social con formación profesional y en habilidades para la vida.
Cuando los miembros de alguna religión celebran un momento especial, como la Fiesta del Cordero, nuestros socios organizan la participación de otras comunidades en la celebración, como muestra de apertura y solidaridad.

¿Es necesaria la justicia de género para conseguir cohesión social? ¿Qué papel pueden tener las mujeres y los jóvenes en la prevención de conflictos y el diálogo?

¡Sí! En algunas comunidades de las Llanuras de Nínive, las mujeres tienen prohibido, culturalmente, llevar a cabo actividades fuera de sus casas. Nuestros socios se comprometen a intentar fomentar el equilibrio de género en nuestro programa, y siempre se esfuerzan por garantizar un acceso equitativo para ambos géneros a las actividades del proyecto. Lo que, a veces, implica actividades separadas para hombres y mujeres, en contextos culturales sensibles. Estamos convencidos de que la mujer tiene un papel esencial en la prevención del conflicto y en el diálogo, puesto que son las principales responsables de la transmisión de valores de tolerancia y paz a sus hijos. Así que es esencial que desarrollen sus capacidades y tengan una participación activa y equitativa como agentes de la consolidación de la paz.

¿Qué ha conseguido, hasta ahora, Malteser International, y cuáles son los próximos retos?

Las comunidades de las Llanuras de Nínive siguen traumatizadas por años de conflicto; necesitarán tiempo para recuperarse. Aunque el proceso de reconciliación no ha hecho más que empezar, nuestros equipos pueden ya ver cambios en la manera de pensar de las personas: son más tolerantes y aceptan mejor las opiniones ajenas. Algunas comunidades empiezan a permitir que las niñas asistan a actividades que antes les estaban prohibidas. Puede parecer un pequeño paso, pero estoy convencida de que nuestro programa conseguirá grandes cambios en las comunidades.

El principal reto es la situación de seguridad del país. Si la situación se desestabiliza, puede que nuestros socios no puedan seguir llevando a cabo su labor.

fomentando la cohesion social en irak

Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Palacio Magistral, Via Condotti, 68 – Roma – Italia

Tel. +39.06.67581.1 | [email protected]