Este sitio web utiliza cookies técnicas o similares y cookies de terceros de forma agregada, con el fin de facilitar la navegación y garantizar el buen funcionamiento del servicio. Para más información o para denegar el consentimiento a la instalación de todas o algunas cookies, consulte nuestra Política sobre cookies. Al cerrar este aviso da su consentimiento al uso de cookies.

Cerca
Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Noticias

Soberana Orden de Malta: una tradición hospitalaria milenaria, frente al reto del nuevo coronavirus


Presente en todos los continentes, la Orden de Malta ha intensificado sus esfuerzos en el sector sociosanitario para hacer frente a la pandemia de covid-19. Como explica en una entrevista concedida a Radio Vaticana el Gran Hospitalario, responsable de los proyectos humanitarios de la Orden de Malta, los voluntarios y el personal médico trabajan sin descanso para apoyar a los servicios sanitarios nacionales en los países afectados, y también para reforzar la red de asistencia a los ancianos, los sin techo y los necesitados, especialmente frágiles en este momento histórico.

La Soberana Orden de Malta, con sus médicos y voluntarios, intensifica sus actividades de apoyo en los principales países afectados por el nuevo coronavirus. Preocupan especialmente África y los países de Oriente Medio.

Con sus mil años de tradición hospitalaria, la Soberana Orden de Malta está implicada de lleno en la gestión de la emergencia provocada por la pandemia de covid-19. En Lombardía, la región italiana más afectada, la Orden está en primera línea en las labores de construcción de un nuevo hospital en los pabellones del recinto ferial de Milán para los enfermos de covid-19, con 200 camas en su mayoría de cuidados intensivos; la Orden colaborará con la donación de 260 respiradores automáticos.

De Europa a África, la Orden actúa protegiendo a sus trabajadores

La acción de la Orden en Europa se extiende desde Italia hasta Alemania, desde Eslovenia hasta Francia, hasta Hungría. «El mayor desafío, explica el Gran Hospitalario Dominique de La Rochefoucauld-Montbel, es poder conseguir que la Orden de Malta prosiga su atención a las personas solas, aisladas en sus hogares, y también a quien está hospitalizado, en residencias o en estructuras especializadas». La primera preocupación es, pues, asegurarse de la protección total de los médicos y voluntarios de la Orden. La Soberana Orden de Malta está presente en 120 países, entre ellos algunos en África, donde el nuevo coronavirus constituye una terrible amenaza. La alarma de la OMS respecto de este continente se remonta a pocos días; en África las estructuras sanitarias son escasas, cuando no directamente inexistentes. «En África, prosigue el Gran Hospitalario, allí donde actúa la Orden, ya sea en los hospitales o los principales centros de salud, se están tomando las medidas adoptadas durante la epidemia de ébola»; para poder seguir adelante con los proyectos es prioritario proteger a voluntarios y personal médico. «Lo importante, añade el Gran Hospitalario, es que se actúe en el marco de los dispositivos nacionales para combatir la pandemia en las mejores condiciones».

En Oriente Medio sigue siendo intensa la acción en los campos de refugiados

La Orden ha lanzado una serie de acciones de control en Oriente Medio, zona caracterizada por la precariedad de las condiciones sociosanitarias. En el hospital de la Sagrada Familia de Belén, gestionado por la Orden y único centro de la región en disponer de un servicio de cuidados intensivos neonatales, han nacido más de 150 bebés desde que se declaró el estado de emergencia sanitaria, el 5 de marzo. Uno de los quirófanos del hospital se ha transformado en servicio de aislamiento para los pacientes contagiados; el problema se plantea ahora, con el cierre total de la región, que hace imposible el traslado de los neonatos prematuros o que necesitan intervenciones quirúrgicas. Por otra parte, también prosigue el trabajo en los campos de refugiados y desplazados que huyen de la guerra, como el que acoge a civiles sirios en Líbano. «Esta situación complica todo aún más, continúa de La Rochefoucauld. Hemos equipado a nuestro personal adecuadamente, para que pueda seguir con su labor de acogida, de acompañamiento y de integración. En Oriente Medio, a pesar del agravamiento de la situación por la falta de material, seguiremos trabajando, sobre todo apoyando a las personas que necesitan refugio».

orden de malta una tradicion hospitalaria milenaria frente al reto del nuevo coronavirus

Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Palacio Magistral, Via Condotti, 68 – Roma – Italia

Tel. +39.06.67581.1 | [email protected]