Este sitio web utiliza cookies técnicas o similares y cookies de terceros de forma agregada, con el fin de facilitar la navegación y garantizar el buen funcionamiento del servicio. Para más información o para denegar el consentimiento a la instalación de todas o algunas cookies, consulte nuestra Política sobre cookies. Al cerrar este aviso da su consentimiento al uso de cookies.

Cerca
Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Noticias

Discurso del Gran Maestre ante el Cuerpo Diplomático

Roma, 11/01/2011 


El Gran Maestre de la Orden de Malta, Frey Matthew Festing, recibió esta mañana, en la Villa Magistral del Aventino, a los Embajadores de los 104 países acreditados ante la Orden, para la ceremonia tradicional de principios del Año Nuevo.

A continuación, el discurso del Gran Maestre.

Señor Decano, Excelencias, damas y caballeros,

Es para mí un placer dar la bienvenida a los miembros del Cuerpo diplomático acreditado ante la Soberana Orden, con ocasión de esta ceremonia tradicional de comienzo del nuevo año. Quisiera agradecer las amables palabras que el Decano de nuestro Cuerpo diplomático, Valladares Lanza, ha pronunciado; quisiera también dar una bienvenida especial a los Embajadores de Bolivia, Filipinas, Cuba, Letonia, Líbano, Panamá, Guatemala, Nicaragua, Georgia y Portugal, que participan por primera vez en esta ceremonia. Bienvenida igualmente para el Embajador de Mónaco, después de que nuestras misiones diplomáticas hayan aumentado su nivel.

2010 ha sido un año extremadamente rico en acontecimientos, con visitas oficiales, visitas al extranjero, encuentros privados, así como las muchas intervenciones humanitarias de emergencia y los programas en curso en más de cien países, en todos los continentes. Señalaré brevemente lo más importante.

(Relaciones con la Santa Sede)

En primer lugar quisiera compartir con ustedes la felicidad que embargó a los 13.000 miembros de nuestra Orden en todo el mundo cuando el arzobispo Paolo Sardi fue nombrado cardenal por Su Santidad Benedicto XVI, en el consistorio del 20 de noviembre de 2010, y confirmado en su cargo de Cardenal Patrono de la Orden, en francés Cardinal Protecteur de l’Ordre.

También estamos agradecidos a Sus Eminencias el Cardenal Secretario de Estado y el Cardenal Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, por haber designado un observador de la Orden de Malta ante la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para Oriente Medio, que tuvo lugar en Roma en octubre.

El diálogo interreligioso está tradicionalmente ligado a nuestra historia. De ahí que las visitas del Patriarca greco melquita, Gregorio III Laham de Antioquía, Jerusalén y Alejandría, y el Metropolitano Hilarion, Jefe del Departamento de Asuntos Exteriores del Patriarcado de Moscú, sentaran las bases de un trabajo en común, no sólo contra la secularización de Europa, sino también para promover la defensa de la vida humana, del nacimiento a la muerte, y para ayudar a los pobres y necesitados.

En el ámbito del diálogo intercultural, quisiera mencionar un proyecto que recientemente ha visto la luz, llamado “Caravana”. Se trata de un programa de siete meses de duración dirigido a jóvenes de veintitantos, de todos los países. Se desarrolla en Líbano y combina el servicio a niños gravemente discapacitados con estudios sobre la historia de Oriente Medio, las religiones cristianas e islámica, así como clases de árabe. Esta experiencia única ofrece una comprensión aventajada del cuidado a discapacitados y del patrimonio multicultural de la región.

(Hospitalarios y actividades humanitarias)

Hace casi exactamente un año, el mundo se despertó con la noticia de un devastador terremoto en Haití. La destrucción fue terrible, extensa, y las consecuencias humanitarias desastrosas. Gracias a la inmediata movilización de nuestra embajada en República Dominicana y a la llegada de miembros de nuestras asociaciones estadounidense y cubana, a quienes se unieron las asociaciones de Alemania, Francia, Italia y Polonia, y gracias también a nuestro servicio de ayuda internacional Malteser International, la Orden de Malta fue capaz de montar dos bases, a partir de las cuales prestó servicios médicos. Establecimos un hospital de campaña en Leogane, donde más de 2.000 pacientes recibieron tratamiento durante las dos primeras semanas después del terremoto, y una clínica en Darbonne, que se ha convertido en el punto de partida de los ambulatorios móviles de la zona. En el Hospital Sacré Coeur de Milot, en el norte del país, que la Orden lleva 15 años apoyando, 400 personas habían sido operadas ya tres semanas después del terremoto. Nuestra asistencia, que se inició como ayuda de primeros auxilios e intervenciones quirúrgicas de emergencia, se ha desarrollado para convertirse en programas de reconstrucción y, en la actualidad, campañas de formación sobre higiene, para intentar frenar el avance del cólera.

En julio, los monzones inundaron la quinta parte de Pakistán, causando según estadísticas oficiales más de 17 millones de víctimas, afectadas por la destrucción de sus propiedades, de su medio de vida y de la infraestructura. La Orden, que lleva 20 años desarrollando proyectos en el país, movilizó a sus equipos médicos, ya especializados en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades vinculadas a inundaciones, que se desplazaron inmediatamente al valle de Swat, a Kohistán y a Punjab. Una vez concluida la primera fase de emergencia, nos concentramos ahora en la reconstrucción de la vida, creando refugios especiales de emergencia para alta montaña, construyendo plantas de tratamiento de aguas y con campañas de educación sobre higiene, para frenar el contagio de cólera.

En el transcurso de este año pasado he tenido la oportunidad de llevar a cabo visitas oficiales al continente africano, donde estamos presentes en 35 países con toda una gama de servicios médicos y humanitarios. Tuve conversaciones interesantísimas con S.E. el Presidente y los miembros del gobierno en Kenia, donde nos hemos mostrado activos desde 2001 a través de Malteser International, con programas que incluyen la prevención y el tratamiento de la tuberculosis y el VIH/Sida y la formación del personal local de ocho barrios de chabolas de Nairobi, donde más de 600.000 personas viven en condiciones deficientes de salud e higiene.

También visité oficialmente la República Democrática del Congo, donde la Orden presta su apoyo a cerca de 350 centros sanitarios, gracias a nuestra muy activa embajada de Kinshasa, junto con las organizaciones de la Orden en Alemania, Francia y Bélgica, y nuestro servicio de ayuda internacional, Malteser International. Más de dos millones y medio de personas tienen ahora acceso a sanidad, incluyendo campañas de vacunación y tratamientos para la tuberculosis y el VIH/Sida. En Congo oriental, en los últimos 6 años hemos ofrecido tratamiento psicológico y médico a cerca de 49.000 mujeres y niños víctimas inocentes de ataques, violaciones y mutilaciones en el Sur Kivu. Para ayudar a evitar futuros desastres humanitarios y reducir las muertes y el daño económico, permaneceremos en el país a largo plazo.

Aquí, en Italia, nuestro Hospital San Juan Bautista, cerca del aeropuerto de Fiumicino, sigue llevando a cabo su vital labor, a pesar de la difícil situación económica. Su unidad de reanimación, de renombre nacional, es una de las pocas estructuras italianas de salud con terapias centradas en pacientes que se recuperan de un coma. En 2010, un total de 65.000 pacientes recibieron atención en Italia, incluyendo a los tratados en nuestros 12 centros de diabetes.

Seguimos desarrollando nuestra relación con los guardacostas italianos, asistiendo a refugiados en el mar, ya que hemos confirmado el acuerdo firmado en 2007 por tres años más. También hemos firmado un protocolo con la Guardia di Finanza italiana, que pretende defender los derechos humanos gracias a la ayuda médica de emergencia. 300 médicos y voluntarios del cuerpo de emergencias italiano de la Orden de Malta trabajan ahora con la Guardia di Finanza y los guardacostas para prestar primeros auxilios a bordo de sus unidades aéreas y navales.

De manera general, me gustaría recordar que la Orden, a lo largo de toda su historia, se ha mostrado siempre innovadora en la ayuda al prójimo. Nuestros centros de cuidados en Alemania han desarrollado, de hecho, nuevos métodos de asistencia a personas con demencia, lo que ha conducido a una reorganización completa de las residencias y las actividades de los pacientes y a una mejor comprensión del avance de la enfermedad y de los cuidados necesarios en cada etapa. Estos avances han permitido aumentar la eficacia de los tratamientos contra la demencia, y nuestros compañeros de Francia y Gran Bretaña utilizan estas técnicas innovadoras con gran éxito.

(Visitas de Estado y oficiales)

Nuestra red humanitaria y diplomática ofrece asistencia con total imparcialidad y neutralidad; ésta es la idea que inspiró mis encuentros con Jefes de Estado y de Gobierno en 2010.

Tuvimos el gran placer de recibir a los presidentes de la República Dominicana, de Croacia y de las Seychelles, el Primer Ministro de Bulgaria, a los Ministros de Asuntos Exteriores de Paraguay y de Letonia, el Ministro francés de Sanidad, el Presidente del Parlamento de la República Checa, el Director General de la UNESCO, el presidente del Senado de Canadá, a quién quiero agradecer su invitación a visitar el Senado de Canadá, para participar en el centenario de la Marina canadiense en presencia de Su Majestad la Reina Isabel II.

Nos sentimos particularmente honrados de recibir la visita del Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, encuentro que muchos de ustedes presenciaron. La Comisión Europea y la Orden de Malta cuentan con proyectos humanitarios comunes en la República Democrática del Congo, en Tailandia, en Camboya y en Myanmar/Birmania. Trabajamos también sobre nuevos programas para Oriente Medio, donde está amenazada la diversidad cultural y religiosa, dirigidos a ayudar a la población a permanecer en su lugar de origen, y para fortalecer la estabilidad de la región.

Quisiera también mencionar nuestra reciente visita de estado a Portugal, durante la cual nuestros vínculos históricos se vieron reforzados. De gran interés fueron los encuentros con el Presidente, Aníbal Cavaco Silva, y con las más altas autoridades políticas y religiosas del país. Igualmente, tuvimos ocasión de firmar el acuerdo de cooperación con los embajadores representantes de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa.

No quisiera olvidar el encuentro privado tan fructífero que mantuve, antes de Navidades, con el Presidente de Austria, Heinz Fischer, y sus consejeros, en el Hofburg de Viena.

(Acuerdos de cooperación)

Tenemos varios acuerdos de cooperación firmados, con el objetivo de reforzar las actividades de ayuda en los países respectivos. Nos complace en especial el acuerdo de cooperación firmado con el Gobierno de la República de Hungría y ratificado en el Parlamento de Hungría en noviembre, destinado a desarrollar los servicios vitales que la organización nacional de la Orden ha ofrecido al pueblo húngaro en las dos últimas décadas.

El acuerdo firmado entre el cuerpo de ayuda italiano de la Orden de Malta (CISOM) y el Ministerio de la Federación Rusa para Situaciones de Emergencia (EMERCOM) incluye el desarrollo de programas de cooperación, la coordinación en situaciones de emergencia, la organización y gestión de los voluntarios de protección civil y la organización de seminarios de formación bilaterales.

También se han firmado acuerdos de cooperación con la República Checa y con la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa, que incluye a Portugal, Brasil, Angola, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, São Tomé y Príncipe, y Timor Oriental.

*****

Me gustaría expresar mi completo apoyo a la declaración realizada por el Santo Padre y por toda la comunidad internacional, sobre la nueva ola de violencia contra cristianos en Pakistán, Indonesia, Sudán, Nigeria y Filipinas.

El Santo Padre condena enérgicamente la violencia.

Los maronitas, los caldeos, los melquitas y los coptos: ¿Están todos condenados a desaparecer? ¿No tienen elección, a no ser el exilio, el silencio o la muerte?

Vemos con claridad que el fenómeno de la violencia está extendiéndose peligrosamente en todo el mundo. La violencia ya no se limita a los conflictos armados, sino que cada vez más, en las manifestaciones de protesta, ciertos grupos utilizan la destrucción como instrumento para llamar la atención del mundo hacia su existencia – una existencia que ellos mismos se ven incapaces de construir. Este problema, la violencia, podría ser el gran reto de nuestro siglo.

En zonas de conflicto, donde intervienen las organizaciones humanitarias, la población civil es el objetivo de terroristas y organizaciones delictivas, hoy más que nunca.

En este contexto, las organizaciones humanitarias internacionales se han convertido en operadores incuestionables, al lado de los Estados, las Naciones Unidas, la Unión Europea y las organizaciones internacionales.

Esta idea animó a la Orden de Malta en Francia a organizar una conferencia internacional sobre “Diplomacia humanitaria y gestión de crisis internacionales”. La conferencia se celebrará a finales de este mes, en la UNESCO en París, y reunirá a representantes internacionales de las principales instituciones militares y civiles que participan en acciones humanitarias. Se analizarán las bases de las actuaciones de los distintos actores sobre el terreno, y se intentará definir los fundamentos éticos de este tipo de intervenciones en zonas en crisis. Están ustedes cordialmente invitados a esta conferencia.

*****

Queridos Embajadores y miembros de las misiones diplomáticas, es un orgullo para nosotros contar con una relación de confianza tan estrecha con sus países, y valoramos enormemente su disponibilidad personal y la colaboración que han ofrecido al Gran Magisterio, en su misión de ofrecer ayuda a los necesitados. Vayan para ustedes y sus familias mis mejores deseos, y para la prosperidad y la harmonía de las Naciones que representan con tanta dignidad.

address grand master diplomatic corps

Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Palacio Magistral, Via Condotti, 68 – Roma – Italia

Tel. +39.06.67581.1 | [email protected]