Este sitio web utiliza cookies técnicas o similares y cookies de terceros de forma agregada, con el fin de facilitar la navegación y garantizar el buen funcionamiento del servicio. Para más información o para denegar el consentimiento a la instalación de todas o algunas cookies, consulte nuestra Política sobre cookies. Al cerrar este aviso da su consentimiento al uso de cookies.

Cerca
Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Noticias

La contribución crucial de la Orden de Malta a la estabilidad en Irak

19/03/2021 


El viaje del Papa Francisco es una señal de esperanza muy necesaria para un país herido por años de conflicto

Cuando Daesh asoló el norte de Irak en 2014, Qaraqosh, una pequeña ciudad cristiana en las llanuras de Nínive, fue uno de los lugares arrasados por los militares. Hana Touma, de 46 años, supo entonces que solo quedaba una cosa que hacer: huir. Su marido no llegó a tiempo para la salida. Tras semanas de angustiosa espera y problemas con las fuerzas de seguridad, pudo finalmente reunirse con su familia en un campamento para personas desplazadas en Erbil. «La vida era mucho mejor antes», recuerda Hana. «Mi marido trabajaba como guardia y nos iba bastante bien».

Tras la derrota de Daesh y la liberación de las ciudades ocupadas en 2017, las familias desplazadas han vuelto poco a poco, pero muchas siguen en el exilio. No pueden volver por falta de oportunidades económicas, o por miedo.

En 2018, Malteser International, organización de ayuda internacional de la Orden de Malta, aportó 30 millones de euros para apoyar el retorno de las comunidades de desplazados de las llanuras de Nínive. La semana pasada, una delegación alemana ha visitado la región para evaluar las actividades realizadas en los últimos tres años.

«Los restos calcinados de hogares e iglesias que hemos visto son el recuerdo de las atrocidades cometidas contra los cristianos y otras minorías religiosas», afirma Clemens Graf von Mirbach-Harff, secretario general de Malteser International, que ha formado parte de la delegación con Erich Prinz von Lobkowicz, presidente de la Asociación alemana de la Orden de Malta, y Georg Khevenhüller, presidente de Malteser Hilfsdienst Alemania.

«El programa Retorno a Nínive de Malteser International es nuestra contribución a los esfuerzos de estabilización de la región», continúa. «Es un programa multidimensional con muchas facetas, todas encaminadas a ofrecer perspectivas de futuro a aquellos que fueron expulsados de sus hogares ancestrales».

Además de ofrecer un alojamiento sostenible y digno, con la reconstrucción de las casas dañadas, Malteser International ha entregado ayudas en efectivo y ofrecido apoyo para el desarrollo de negocios, con el objetivo de crear medios de subsistencia y mejorar la situación económica de las familias. En colaboración con otros socios, se ha garantizado el acceso a una educación de calidad para los hijos de las familias retornadas, rehabilitando colegios y formando a los profesores particularmente en apoyo postraumático.

«Desde 2018, Malteser International ha ayudado a reconstruir y rehabilitar más de 2.000 hogares, escuelas y parques infantiles. Las familias regresan sabiendo que sus hijos pueden ir al colegio», afirma Mirbach-Harff. «Pero estos retornos no importan si no reina la paz. Por consiguiente, también nos esforzamos en promover la cohesión social y la consolidación de la paz con actividades de integración comunitaria en las que han participado más de 50.000 jóvenes».

El programa Retorno a Nínive ha sido financiado por el Ministerio Federal de Cooperación y Desarrollo Económico (BMZ). «Este programa ha mejorado enormemente la vida de los habitantes», explica Erich Prinz von Lobkowicz, presidente de la Asociación alemana de la Orden de Malta. «Estoy en un polideportivo reconstruido después de haber quedado destrozado durante la guerra. Agradecemos, nosotros y todas las personas aquí, el apoyo que hemos recibido de Alemania».

A principios de mes, el Papa Francisco realizó la primera visita papal a Irak. El objetivo de este viaje histórico era promover el diálogo cultural y una cultura de convergencia e inclusión. «El viaje apostólico de Su Santidad es un bálsamo muy necesario que trae esperanza a un país herido por años de violencia», afirma Mirbach-Harff. «Junto a nuestros socios, hemos trabajado para hacer posible el regreso de miles de familias. Pero queda aún el mayor reto: la reconciliación».

Antes de la ocupación de Daesh vivían en Qaraqosh 50.000 personas. Solo la mitad han regresado, entre ellos Hana y su familia. Poco después de su retorno en 2018, el marido de Hana falleció. Ella y su familia viven ahora con su hermano, cuya casa ha sido reconstruida en el marco del programa Retorno a Nínive de Malteser International. «La pensión de mi marido basta apenas para cubrir nuestros gastos», cuenta Hana. «Pero tengo la sensación de que las cosas mejorarán».

Más información sobre el programa Retorno a Nínive de Malteser International

Participe con Malteser International en un debate sobre el viaje del Papa Francisco a Irak y sus implicaciones para la paz en la región

Fecha: viernes 19 de marzo de 2021
Hora: 20:30 CET (15:30 EST)

Enlace: https://www.joinclubhouse.com/event/MKvr0QQo

contribucion crucial orden de malta estabilidad irak

Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Palacio Magistral, Via Condotti, 68 – Roma – Italia

Tel. +39.06.67581.1 | [email protected]