Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

Presentación ante la prensa de la nueva misión en el Egeo del Cuerpo de ayuda italiano, en auxilio de los refugiados sirios

18/02/2016

«El mar Egeo es peor que el Mediterráneo. Las aguas están heladas, y esconden rocas afiladas como agujas, que pinchan las lanchas inflables». Son las palabras de una de las médicos del Cuerpo de Ayuda italiano de la Orden de Malta, Giada Bellanca, médico de 31 años originaria de Sciacca, que trabaja en la nueva misión Search and Rescue en el Egeo.

Tras una larga experiencia en los buques de la Marina Militar y de los guardacostas italianos en el Mediterráneo, desde diciembre de 2015 participa junto a otros médicos y enfermeros en la nueva misión en el mar Egeo del Cuerpo de Ayuda italiano, en colaboración con el MOAS (Migrant Offshore Aid Station).

La misión ha sido presentada a la prensa en presencia del director del Cuerpo de Ayuda italiano, Mauro Casinghini. Dotado de dos lanchas de alta velocidad, el barco Responder navega por las frías aguas que rodean a las numerosas islas que separan Grecia de Turquía, la nueva ruta de esperanza para los miles de sirios que huyen de la guerra. En menos de dos meses, los sanitarios a bordo del Responder han salvado más de 600 vidas humanas.

«El riesgo de hipotermia es altísimo en estas aguas, sobre todo para un niño, que tiene una superficie corporal menor», explica Jean de dieu Bihizi, enfermero de la Orden de Malta: uno de los mayores peligros para los migrantes hacinados en las barcazas y una de las urgencias en el momento del rescate, además de las quemaduras por hidrocarburos.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, en enero han llegado por mar a Grecia más de 62.000 personas.