Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

News

El cardenal Tomasi, en la Comunidad Mateo 25

El Lugarteniente del Gran Maestre visita esta comunidad, apoyada por la Orden de Malta
News image
14/04/2021

El domingo 11 de abril, el Procurador del Gran Priorato de Roma, Amedeo de Franchis, ha recibido al Lugarteniente del Gran Maestre, Frey Marco Luzzago, y al cardenal Silvano Maria Tomasi, delegado especial del Papa ante la Soberana Orden de Malta, en la Comunidad Mateo 25, en Roma.

El cardenal Tomasi ha sido el encargado de celebrar la misa, en el día de la fiesta de la Divina Misericordia, instituida por San Juan Pablo II en 1992. Además del Lugarteniente del Gran Maestre, han estado presentes los responsables del Gran Priorato de Roma, el presidente de la Asociación de Caballeros italianos, el comandante del Cuerpo militar y muchas otras autoridades y voluntarios de las delegaciones y del Cuerpo italiano de ayuda de la Orden de Malta, que prestan servicio en la Comunidad Mateo 25.

El capellán de la comunidad ha recordado que esta estructura funciona en Roma desde el final de la segunda guerra mundial, y hoy gestiona, con la ayuda y el apoyo del Gran Priorato de Roma, un comedor social que, antes de la pandemia, servía más de 400 almuerzos cada día festivo. Este servicio no ha quedado ahora «suspendido», sino que se ha transformado en servicio de reparto de paquetes de almuerzos calientes individuales, en cumplimiento de las medidas sanitarias en vigor.

En su homilía, el cardenal Tomasi ha subrayado que «la misericordia de Dios es el mayor don del Señor, no tiene límites y está abierta a todos. Es la base de todas las buenas iniciativas. Es la misericordia divina la que nos impulsa, a nosotros también, a practicar la misericordia para con todos, especialmente los necesitados». Ha concluido: «Es la misericordia de Dios la que inspiró a los fundadores de la Comunidad Mateo 25 y al Beato Gerardo, fundador de la Orden Hospitalaria de San Juan, hoy Orden de Malta».

Al término de la liturgia, los numerosos beneficiarios han podido mantener un encuentro con el cardenal, y han recibido a continuación su almuerzo.

La Comunidad Mateo 25 acoge a los necesitados a partir de las 7 de la mañana con un desayuno, y en el interior pueden encontrar ocho duchas, baños y un guardarropa que entrega ropa limpia y nueva. En 2019, en 58 días de apertura se sirvieron más de 10.000 almuerzos y 6.000 desayunos, se ofrecieron 2.600 duchas y se distribuyeron casi 4.000 prendas, entre nuevas y usadas. La Comunidad Mateo 25 también trabaja en el sector educativo, con una escuela infantil.