Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

Hungría: miseria social y una nueva esperanza

13/05/2013

La llaman “la torre del infierno” y se encuentra en Veszprém, en Hungría. Pero situaciones análogas de abandono y marginación social son, desgraciadamente, frecuentes en numerosos países.

Sometido a robos y devastación, el edificio ha sido durante años víctima del abandono, sin electricidad, calefacción o ascensor. Años durante los cuales los habitantes han quedado marginados de la sociedad: un refugio lamentable para personas en situación de pobreza extrema. Muchos de ellos con bajo nivel de instrucción, desempleados y con problemas de alcohol o drogas.

En 2009, el Servicio de asistencia húngaro de la Orden de Malta intervino para cambiar la situación. Con la ayuda del gobierno de la ciudad, inició un ambicioso proyecto para devolver la dignidad y la esperanza a las 200 personas que allí vivían. Al principio se reestructuró las viviendas y las tuberías, después las escaleras y el sistema eléctrico. A continuación se centraron en la situación social, el proceso de integración y las condiciones de vida de las familias del edificio.

Hoy continúa aún el programa para hacer más habitable la torre del infierno, con el objetivo general de facilitar la inserción social de las familias. El programa está asociado a objetivos sociales, educativos, sanitarios y ocupacionales. Está prevista la construcción de una zona de juegos para los niños, un centro social, una escuela para adultos y un centro ocupacional. Los espacios sociales se rehabilitarán para dar fe y esperanza a la comunidad.

El proyecto no ha concluido aún, pero los resultados son ya visibles. Mientras tanto, el sentido de pertenencia se ha despertado en las familias, que protestan cuando alguien llama a su edificio la torre del infierno. También ésta es una señal importante.