Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

News

Misa solemne en unión espiritual con Nuestra Señora de Lourdes

News image
03/05/2021

En unión espiritual con Nuestra Señora de Lourdes, el domingo 2 de mayo se ha celebrado una misa en los Jardines Vaticanos para los enfermos, los miembros y los voluntarios de la Orden de Malta en todo el mundo.

El cardenal Silvano Maria Tomasi, delegado especial del Papa ante la Orden de Malta, ha presidido la celebración eucarística en la Gruta de Lourdes de los Jardines Vaticanos. En ella han participado el Lugarteniente del Gran Maestre Frey Marco Luzzago, los miembros del Consejo Soberano, los responsables de la Orden de Malta en Italia y cerca de cien peregrinos.

Debido a la pandemia de covid-19, la peregrinación anual internacional de la Orden de Malta al Santuario de Lourdes no ha podido producirse, por segundo año consecutivo. Todos los años, el santuario mariano a los pies de los Pirineos se veía pacíficamente invadido el primer fin de semana de mayo por miles de personas pertenecientes a la Orden para la más importante peregrinación de todas las organizadas en el curso del año. En 2019 participaron más de 7.400 personas, entre ellas 1.300 personas asistidas, procedentes de 45 países en los cinco continentes.

En su homilía, el cardenal Tomasi ha subrayado la necesidad de vivir y amar dando testimonio con hechos y no con palabras: «Seguimos la buena tradición de la Orden de Malta, que centra su atención y sobre todo su servicio en los enfermos y los necesitados. Por esta tradición estamos aquí frente a Nuestra Señora de Lourdes, en esta peregrinación un tanto especial. Nuestra fidelidad a Cristo no se prueba con palabras, sino con las obras que realizamos. Dar fruto significa amar con hechos, y aquí entra en juego el carisma y la propia esencia de la Orden de Malta. El servicio caritativo a las personas necesitadas es la señal de que somos verdaderos sarmientos que viven de la savia que nos transmite Jesucristo, no nos perdemos en palabras y preocupaciones accesorias, sino que vivimos la realidad de nuestro servicio al prójimo como testimonio de nuestra fidelidad a los compromisos asumidos y sobre todo a nuestra amistad con Cristo».

En todo el mundo, los Grandes Prioratos y las Asociaciones nacionales han lanzado iniciativas para compensar la imposibilidad de desplazarse físicamente hasta Lourdes, por ejemplo, peregrinaciones virtuales, acciones de oración y peregrinaciones a santuarios locales, siempre respetando las medidas anti covid-19.

Todos han expresado el deseo de poder volver a Lourdes el año que viene.