Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

Ucrania: Trabajar juntos para curar heridas invisibles

24/01/2023

Las Órdenes de San Juan atienden a niños y adolescentes traumatizados en Ucrania. El Gran Hospitalario afirma: «Es una señal de unidad, ahora más necesaria que nunca»

El inimaginable estrés diario de la vida en una zona de conflicto, combinado con la constante incertidumbre sobre el futuro, está dejando traumatizadas a un sinnúmero de personas en Ucrania. Los niños y los jóvenes son los más afectados. Las cinco ramas actuales de la Orden Hospitalaria medieval han unido sus fuerzas, por primera vez en siglos, para ayudar al menos a algunos de estos jóvenes a superar sus experiencias.

Atención psicosocial en el oeste de Ucrania

Desde mediados de noviembre de 2022, tres equipos móviles trabajan en Lviv, Ivano-Frankivsk y Beregovo, en el oeste de Ucrania, prestando atención psicosocial a niños y jóvenes desplazados. El proyecto está dirigido por Malteser International y la Johanniter International Assistance, las organizaciones internacionales de ayuda de la Orden de Malta y la Orden Johanniter en Alemania. Los equipos están formados por personal del servicio de ayuda a Ucrania de la Orden de Malta. Para su trabajo se han adquirido seis vehículos, que se han llenado de materiales para juegos en grupo, actividades creativas, juegos terapéuticos y juguetes para niños pequeños, con el fin de crear un entorno adecuado para la atención a la salud mental.

«Este proyecto es importante porque ayudará a curar las heridas invisibles que esta guerra ha dejado en cientos de miles de niños y jóvenes», ha declarado Frey Alessandro de Franciscis, Gran Hospitalario de la Soberana Orden de Malta. «Me alegra mucho ver que todos unimos nuestras fuerzas para cumplir nuestra misión de ayudar a las personas necesitadas. Es una señal de unidad, ahora más necesaria que nunca. Ahora que el mundo está dividido por los conflictos y la incertidumbre, es aún más importante que los cristianos nos mantengamos firmes como una sola familia detrás de la cruz, al lado de quienes necesitan nuestro apoyo».

Una familia detrás de la cruz

Los seis vehículos viajan con los emblemas de las cinco organizaciones, todos ellos con la cruz blanca de ocho puntas. «Es un símbolo mundialmente conocido como signo de esperanza y seguridad para las personas necesitadas. Representa una visión de la dignidad humana, especialmente en tiempos y lugares de sufrimiento», ha declarado Christian Meyer-Landrut, miembro del Consejo federal de Johanniter-Unfall-Hilfe e.V. El proyecto, que se prolongará hasta mediados de 2023, está financiado por la Asociación alemana de la Soberana Orden de Malta y el servicio austriaco de ayuda de la Orden de Malta; las Órdenes Johanniter de Alemania, Países Bajos y Suecia y el servicio suizo de ayuda Johanniter; y la Orden de San Juan de la Commonwealth.

En su conjunto, todas estas órdenes representan las sucesoras legítimas de la Orden Hospitalaria original dedicada a San Juan, fundada para servir a los pobres y enfermos de Jerusalén antes de la Primera Cruzada. Los servicios de ayuda de las órdenes actúan en todo el mundo, asistiendo cada año a millones de personas necesitadas, independientemente de su origen, religión, política o nacionalidad.