Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

Myanmar: seis meses después del ciclón nargis

25/11/2008

El cuerpo de emergencias internacional de la Orden, Malteser-International-es, sobre el terreno en la zona devastada.

Presente desde 2001 en Myanmar, el cuerpo de emergencias internacional de la Orden de Malta fueron de los primeros en asistir en mayo a las víctimas del devastador ciclón Nargis, que según los recuentos ha provocado 100.000 víctimas mortales y ha dejado a más de un millón y medio de personas sin hogar.

La Orden de Malta ha sido el punto de referencia para el envío de ayuda católica internacional.

Seis meses tras el ciclón Nargis, que asoló amplias zonas de Myanmar, Malteser-International-es considera y evalúa el impacto de su trabajo hasta el momento. “Hemos tenido éxito en la prevención de enfermedades contagiosas, especialmente en la región del Delta de Irrawaddy, gravemente afectada. Y en general, las víctimas están encontrando el camino de vuelta a sus vidas normales”, informa Roland Hansen, Jefe de la Oficina de Asia en Malteser-International-es. “Sin embargo, el suministro de agua potable sigue planteando problemas”, continúa Hansen. “Por eso uno de nuestros objetivos es el suministro de agua no contaminada especialmente a zonas muy remotas”.

Otro de ellos es la rehabilitación de la infraestructura social. En la ciudad costera de Labutta y sus alrededores, gravemente afectados, y en Middle Island, Malteser-International-es reconstruye centros de salud y escuelas, así como letrinas para evitar la transmisión de enfermedades. La organización reconstruye igualmente estancos y pozos y construye tanques de recogida de agua de lluvia. Por otra parte, orientadores voluntarios con una formación específica ofrecen atención psicológica a los supervivientes, ayudándoles a sobrellevar el duelo por la pérdida de sus seres queridos. En las próximas semanas y los próximos meses, Malteser-International-es ayudará a las personas que viven en la zona siniestrada a prepararse mejor frente a futuras catástrofes, diseñando planes de emergencia y construyendo centros de evacuación a prueba de ciclones, con suministro de agua y letrinas.

Malteser-International-es ya ha suministrado equipos médicos y agua potable, así como otros útiles como jabón, mantas, instrumentos de cocina y redes antimosquito a más de 100.000 personas.

Y su trabajo prosigue.