Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

500 años de la primera vuelta al mundo

16/08/2022

El 6 de septiembre de 1522, la nao Victoria regresó al puerto de Sanlúcar de Barrameda, en España. Era la única superviviente de la expedición iniciada más de tres años antes, al mando del portugués Fernando de Magallanes.

El capitán general había partido en busca de un nuevo paso por occidente, a través de América del Sur, hacia las valiosas islas de las especias, las Molucas, en la actual Indonesia. Fue una expedición larga y llena de adversidades que reveló definitivamente la forma esférica del globo terráqueo y la posibilidad de circunnavegarlo, y proporcionó una visión completa del mundo por primera vez. La noticia de esta hazaña ha sobrevivido gracias a su historiador, el noble de Vicenza y caballero de Rodas Antonio Pigafetta, que se unió a la expedición gracias a una carta de Carlos I, rey de Castilla y Aragón. El mismo Carlos que en 1530 concedió la isla de Malta a la Orden de los Hospitalarios.

La expedición de Fernando de Magallanes representó un punto de inflexión en la historia de la exploración del mundo, por la forma en que la cultura europea comenzó a concebir la Tierra y a conocerla.

Magallanes zarpó con una flota española de 5 naves y 265 hombres en busca del paso que permitiera a España llegar a las islas de las especias, pasando del Atlántico al Pacífico sin atravesar las posesiones portuguesas. Después de tres años, sobreviviendo a motines, enfermedades e incluso a la muerte del propio Magallanes, una carabela consiguió regresar: la nao Victoria. Sólo quedaban 18 hombres a bordo, incluido el propio Pigafetta, que relató el periplo en el informe Primer viaje alrededor del mundo, redactado en 1522. Un documento muy importante, escrito en lengua vernácula con pinceladas de dialecto veneciano, que relata todo el viaje, describiendo el medio natural, los habitantes, las costumbres, los idiomas indígenas, las creencias religiosas, los productos (especialmente las preciadas especias), la fauna y flora, y los lugares visitados, desde la Patagonia hasta Filipinas y más allá a través de tres océanos. Antonio Pigafetta, Caballero de Rodas, dedicó su obra al Gran Maestre de la Orden, Philippe de Villiers de L’Isle-Adam.

El extraordinario éxito editorial de este informe, reproducido en todo el mundo desde el siglo XVI hasta nuestros días, prueba el valor legendario de esta expedición desafortunada, por la dramática pérdida de tantos hombres, y al mismo tiempo afortunada, porque cambió definitivamente nuestro conocimiento del mundo. Por la exactitud y fidelidad del relato y la riqueza de las observaciones sobre los países visitados, constituye uno de los documentos más importantes de la historia de la exploración.

Homenaje del Servicio de Correos Magistral
Para celebrar el V centenario del primer viaje alrededor del mundo, el Servicio de Correos Magistral de la Soberana Orden de Malta ha emitido cuatro sellos conmemorativos dedicados a la figura de Antonio Pigafetta. Un detalle de un mapa de Filipinas y las islas Molucas, con la Rosa de los Vientos en el centro, forma el fondo común de los cuatro sellos. Está tomado de una obra fechada en 1800, conservada en la Biblioteca Magistral de la Orden de Malta en Roma.

El primer sello representa la nao Victoria, única superviviente de la flota, una imagen tomada del Theatrum Orbis Terrarum de Abrahamus Ortelius de 1592. El segundo reproduce una ilustración vegetal extraída de un herbario manuscrito de la segunda mitad del siglo XV. Ambas imágenes proceden de documentos conservados en la Biblioteca cívica Bertoliana de Vicenza. Para los otros dos sellos se eligieron, respectivamente, el busto de bronce de Antonio Pigafetta, copia del que se encuentra en el monumento del Campo Marzo de Vicenza, y una lámina con la cartografía de las Islas Molucas, extraída de la misma obra donde figura el mapa que sirve de fondo.

Categoría: Noticias