Soberana y Militar Orden
Hospitalaria de San Juan de
Jerusalén de Rodas y de Malta

Queda inaugurado un nuevo departamento de maternidad en Ziling, en el norte de Camerún

19/07/2022

Atender ochocientos partos al año en condiciones sanitarias adecuadas: este es el ambicioso objetivo del nuevo servicio de maternidad inaugurado la semana pasada en el departamento de Mayo-Tsanaga, en el norte de Camerún.

La Orden de Malta ha financiado la creación de este nuevo departamento, que forma parte del centro médico Rohan-Chabot de Ziling, con 130 millones de francos cameruneses, es decir unos 200.000 euros. Incluye una sala de partos, una sala de monitores de dos camas, una sala de convalecencia de tres camas, una sala de tratamientos, una sala de ultrasonidos, una sala de servicios, un servicio de escucha, una lavandería y cuatro aseos. También se ha dotado con una ambulancia disponible para cualquier traslado de emergencia a centros de cuidados intensivos.

Esta región del norte de Camerún tiene la mayor tasa de natalidad del país, hasta 15 hijos por núcleo familiar, lo que explica la necesidad de contar con un buen servicio de obstetricia y ginecología, que reduciría la práctica de los partos en el domicilio.

La ceremonia de inauguración, con presencia del embajador de la Orden de Malta en Camerún, Jean Christophe Heidsieck, de las autoridades administrativas y religiosas locales y del ministro de Salud Pública, Manaouda Malachie, ha sido una oportunidad para reafirmar la gratitud y la amistad mutuas entre la Orden de Malta y Camerún. «La inauguración de este servicio de maternidad, voluntad de las autoridades y realizada con la ayuda de la Orden de Malta en Camerún, refuerza, tanto en términos cualitativos como cuantitativos, la oferta de asistencia especializada a las mujeres embarazadas en particular, pero también en general a toda la población del departamento de Mayo-Tsanaga y de Mokolo». Las enfermeras del nuevo departamento son, en su mayoría, religiosas, ahora apoyadas por cuatro médicos destinados por el Ministerio de Salud Pública del gobierno camerunés.

El centro abrió en 1972 por iniciativa de la Orden de Malta como leprosería, y más tarde se transformó en dispensario, luego en centro de rehabilitación y finalmente en un centro de alimentación para niños pequeños de familias desfavorecidas.

La Orden de Malta también participa junto al sistema de salud pública camerunés en la lucha contra el cólera.